Inmo-Ener. Especialistas en el Sector Inmobiliario y Energético
Blog

10 consejos para usar de forma correcta tu aire acondicionado

Llega el verano y las altas temperaturas comienzan a darse por toda España. Antes de que sientas que tu casa se convierte en un horno, aquí tienes algunas ideas básicas para sacarle el máximo provecho a la instalación del aire acondicionado en tu vivienda: una temperatura media de 24º-26º, una limpieza de los filtros del aparato y unos equipos con la mayor etiqueta energética permiten alcanzar confort y el máximo ahorro en la factura de la luz.

Los equipos de aire acondicionado en el mercado ofrecen cada vez nuevas funciones, además de refrigerar el aire, lo calienten y tienen la función de calefacción. Hasta ya los hay incluso que son capaces de calentar el agua caliente sanitaria. Estos últimos son los más modernos, que incluyen una bomba de calor bajo el concepto de aerotermia, y que pueden servir para sustituir las calefacciones de gas o gasóleo.

Pero volviendo a la actualidad de refrigerar la vivienda, aquí van algunos consejos básicos para mantener tu casa a un buen nivel de confort y calidad para el hogar:

  • Utiliza la lógica para fijar la temperatura ideal del lugar donde te encuentres. Siéntete a gusto y no desperdicies energía. “Regula la temperatura en función de los usuarios y de la gente que haya en la estancia. No es lógico encender el aire acondicionado y tener que ponerse un jersey”, concreta Carlos Gómez-Caño, director general de Toshiba Calefacción y Aire Acondicionado.
  • El Ministerio de Industria aconseja colocar esta temperatura a 24ºC. Por su parte, el IDAE considera los 26º como la temperatura suficiente para sentirse cómodo en el interior de una vivienda.
  • Para calcular cuantas frigorías son necesarias para climatizar bien la habitación donde vas a poner el aparato, ten en cuenta que más o menos 100 frigorías equivalen a un metro cuadrado. Por lo general para el salón hacen falta aparatos a partir de 3.000 frigorías. Sobre todo, hay que tener en cuenta las dimensiones de la habitación, su altura, orientación, las horas de sol y sombra que tiene, los materiales de los que está construido o si tiene superficies acristaladas.
  • Poner una temperatura inferior a la deseada como idea para climatizar antes la casa no es lo adecuado. Esta forma de actuar es contraproducente, ya que no consigues el efecto deseado y además estás consumiendo más energía de la necesaria. Una diferencia con la temperatura exterior de más de 12º C no es saludable y cada grado que disminuya la temperatura estará consumiendo un 8% más de energía.
  • Para asegurar un correcto funcionamiento del aire acondicionado y conseguir el caudal de aire adecuado y correcto, los equipos precisan de unas pequeñas actuaciones de mantenimiento. Es necesario limpiar los filtros de las unidades interiores y la batería de la unidad exterior. Este mantenimiento tienes que hacerlo dos veces al año y puede hacerlo el propio usuario.
  • Para conseguir el máximo confort con el mínimo consumo de energía, complementa la instalación de aire acondicionado: colocando toldos, cerrando las persianas, ventilando la vivienda a primera hora de la mañana o última del día, aprovechando que la temperatura exterior será más baja a la del interior.
  • Evita orientar el flujo del aire frio directamente hacia las personas. Este flujo de aire debe estar orientado hacia la parte superior o el techo. De esta manera, conseguirás una mejor distribución del aire en la estancia, debido a que el aire frío tiende a bajar por la diferencia de densidades.
  • Usa el encendido y apagado automático del mando para que el aire funcione el tiempo justo. Bastan 10 minutos para ventilar una habitación en condiciones normales
  • Los equipos más modernos, como los de aerotermia, son capaces de producir dos tercios de la energía que necesitan para enfriar o calentar el aire de nuestras casas, lo que supone un importante ahorro en el consumo de energía de nuestras casas. La tecnología Inverter, en el mercado desde 1981, consigue que los equipos sólo produzcan y consuman únicamente la energía que en cada momento necesita el equipo para ofrecer la temperatura demandada por el usuario.
  • Desconecta el equipo de aire acondicionado cuando no haya nadie en casa o utiliza los mecanismos de ahorro energético que las nuevas tecnologías ofrecen cuando no hay nadie en las habitaciones.

Related posts

Plan Vivienda para menores de 35 años

ignacio

¿Te toca ser el presidente de la comunidad de vecinos?

ignacio

La venta de viviendas sube en julio tras la entrada en vigor de la Ley Hipotecaria, según el INE

ignacio